27 de octubre de 2013

Berenjenas rellenas de carne, bechamel y queso

Hace muchos años que mi madre y yo la encontramos en un libro de recetas y como teníamos unas cuantas berenjenas nos tiramos toda la mañana haciendo para todos, la modifiqué un poco y acerté.
Esta receta es de las primeras que tenía guardadas pero me faltaba una foto, la principal, pero por una razón u otra se me olvidaba hacérsela para publicarla.
El otro día las hice para mi pareja y para mi para cenar y dije esta vez sí la termino y la pongo que ya es hora.

Ingredientes: 
2 berenjenas grandes ovaladas (1 por persona), 250 gr de carne de ternera picada, 2-3 salchichas, 1 cebolla, 3 cucharadas de aceite, mantequilla o margarina, 2 cucharadas colmadas de harina, 1 vaso de leche, pan rallado, queso rallado, 2 cucharadas de tomate concentrado, 1 pastilla de Avecrem de carne, hojas de albahaca o albahaca seca, sal y pimienta.
Elaboración:
Puede parecer pesada pero en realidad no lo es.
Elimina los extremos de las berenjenas, lávalas, sécalas y córtalas por la mitad a lo largo, sálalas y déjalas 1 hora boca abajo en una tabla inclinada, para eliminar algo de agua.
Al cabo de la hora, ponemos agua en una olla y al fuego hasta que empiece a hervir, entonces añadimos las berenjenas. Las dejaremos hasta que la pulpa esté blandita, unos 10-15 minutos.
Mientras, sofríe en una sartén con el aceite la cebolla finamente picada; añade la carne picada y las salchichas sin piel. Remueve con una cuchara de madera y deja que se aromatice; a continuación sazónalo con un poco de sal y pimienta.
Disuelve la pastilla de Avecrem en un vaso de agua templada, añade al sofrito y deja cocer durante 5-10 minutos aproximadamente.
Éste es el tomate concentrado, en el único sitio dónde lo encontré fue en Alcampo y de la marca Hida.
En un vaso mezcla el tomate con un par de dedos de agua y la albahaca finamente picada (la albahaca seca también vale).
Incorpóralo al sofrito y mezcla bien.
Una vez estén las berenjenas cocidas, les quitamos casi toda la pulpa con cuidado de no romper la piel para rellenarlas después y dejamos escurrir.
Aparte, prepara la bechamel: derrite una nuez de mantequilla en un cazo y añádele la harina, tuesta; echa la leche templada, sazona con sal, pimienta y un poco de nuez moscada y remueve sin parar hasta espesar un poco.
Añade la pulpa de la berenjena a la carne picada y remueve.
Echa la bechamel y el queso rallado y mezcla muy bien y con cuidado.
Precalienta el horno a 180ºC.
Pon las berenjenas en una fuente y rellena con la preparación anterior.
Espolvorea cada mitad con un poco de pan rallado (en estas me pasé, veréis que en el resultado final lleva muy poquito) y queso rallado.
Introduce en el horno hasta que se derrita el queso o se tueste un poco, os lo dejo a vuestra elección.